...
Unir amor y moda: Vestidos de novia en Marruecos

Unir amor y moda: Vestidos de novia en Marruecos

Cada país tiene sus propias tradiciones y ceremonias de boda especiales, y Marruecos no es una excepción. La boda tradicional marroquí está llena de costumbres fascinantes y procesos elaborados, desde la fiesta de la henna hasta la comida nupcial. Sin duda, el elemento más encantador son los vestidos de novia que elige una novia en Marruecos Desierto Marrakech.

Todo el mundo se disfraza en las bodas marroquíes. Las invitadas llevan todo tipo de hermosos caftanes y takchitas (vestidos marroquíes) de diversos colores, texturas, formas y adornos. Los invitados masculinos suelen llevar traje, y el personal de la boda también lleva caftanes y trajes. El novio comienza con un traje y a menudo lo cambia por un «jabador», y más tarde por una chilaba masculina marroquí.

Al igual que en una boda en cualquier otro país, la novia marroquí es tratada como una reina, y sin duda se viste como tal. Desde el comienzo de la boda hasta el final de la noche, la novia se pone varios vestidos de novia tradicionales marroquíes que representan diferentes regiones. La elección del vestuario suele prestar especial atención a las regiones de origen de la novia y el novio.

Cada país tiene sus propias tradiciones y ceremonias de boda especiales, y Marruecos no es una excepción. La boda tradicional marroquí está llena de costumbres fascinantes y procesos elaborados, desde la fiesta de la henna hasta la comida nupcial. Sin duda, el elemento más encantador son los vestidos de novia que elige una novia en Marruecos.

Todo el mundo se disfraza en las bodas marroquíes. Las invitadas llevan todo tipo de hermosos caftanes y takchitas (vestidos marroquíes) de diversos colores, texturas, formas y adornos. Los invitados masculinos suelen llevar traje, y el personal de la boda también lleva caftanes y trajes. El novio comienza con un traje y a menudo lo cambia por un «jabador», y más tarde por una chilaba masculina marroquí.

Al igual que en una boda en cualquier otro país, la novia marroquí es tratada como una reina, y sin duda se viste como tal. Desde el comienzo de la boda hasta el final de la noche, la novia se pone varios vestidos de novia tradicionales marroquíes que representan diferentes regiones. La elección del vestuario suele prestar especial atención a las regiones de origen de la novia y el novio.

Cada país tiene sus propias tradiciones y ceremonias de boda especiales, y Marruecos no es una excepción. La boda tradicional marroquí está llena de costumbres fascinantes y procesos elaborados, desde la fiesta de la henna hasta la comida nupcial. Sin duda, el elemento más encantador son los vestidos de novia que elige una novia en Marruecos.

Todo el mundo se disfraza en las bodas marroquíes. Las invitadas llevan todo tipo de hermosos caftanes y takchitas (vestidos marroquíes) de diversos colores, texturas, formas y adornos. Los invitados masculinos suelen llevar traje, y el personal de la boda también lleva caftanes y trajes. El novio comienza con un traje y a menudo lo cambia por un «jabador», y más tarde por una chilaba masculina marroquí.

Al igual que en una boda en cualquier otro país, la novia marroquí es tratada como una reina, y sin duda se viste como tal. Desde el comienzo de la boda hasta el final de la noche, la novia se pone varios vestidos de novia tradicionales marroquíes que representan diferentes regiones. La elección del vestuario suele prestar especial atención a las regiones de origen de la novia y el novio.

Cada país tiene sus propias tradiciones y ceremonias de boda especiales, y Marruecos no es una excepción. La boda tradicional marroquí está llena de costumbres fascinantes y procesos elaborados, desde la fiesta de la henna hasta la comida nupcial. Sin duda, el elemento más encantador son los vestidos de novia que elige una novia en Marruecos.

Todo el mundo se disfraza en las bodas marroquíes. Las invitadas llevan todo tipo de hermosos caftanes y takchitas (vestidos marroquíes) de diversos colores, texturas, formas y adornos. Los invitados masculinos suelen llevar traje, y el personal de la boda también lleva caftanes y trajes. El novio comienza con un traje y a menudo lo cambia por un «jabador», y más tarde por una chilaba masculina marroquí.

Al igual que en una boda en cualquier otro país, la novia marroquí es tratada como una reina, y sin duda se viste como tal. Desde el comienzo de la boda hasta el final de la noche, la novia se pone varios vestidos de novia tradicionales marroquíes que representan diferentes regiones. La elección del vestuario suele prestar especial atención a las regiones de origen de la novia y el novio.

Preparación de la novia

La «neggafa» es la mujer especialista que la familia de la novia contrata para que le ayude en los preparativos de la boda. Realiza tareas como ayudar a la novia durante el día del hammam, una visita a la casa de baños tradicional. También ayuda en la fiesta de henna previa a la boda. El mismo día de la boda, se encarga del peinado y el maquillaje de la novia, de organizar los vestidos de novia y de adornarlos con joyas.

Hay siete vestidos de novia tradicionales en Marruecos, con diferentes colores, diseños y joyas, que se usan en el gran día.

El caftán verde y dorado

La novia suele llevar el caftán verde y dorado el día de la henna. Esta importante tradición marroquí previa a la boda tiene lugar uno o dos días antes de la misma.

La neggafa decora las manos y los pies de la novia con hermosos diseños de henna, que se cree que traen buena suerte. Es una fiesta a la que asisten tanto la familia de la novia como la del novio. La neggafa o sus ayudantes también decoran las manos de la mayoría de las chicas asistentes con tatuajes de henna.

El caftán de raso y seda verde está hecho a mano con magníficos abalorios y piedras. Tiene mangas largas, ricos bordados dorados y se lleva con un cinturón dorado (mdama). También puede tener formas y diseños variados, según el estilo personal de la novia.

El «Takchita» blanco

Los invitados a las bodas marroquíes llegan temprano y se reúnen en sus respectivas mesas. El novio entra con su familia y todos esperan a la novia. Su entrada es uno de los momentos más bonitos y divertidos de la boda.

La novia llega en la «amaria», llevada por cuatro o seis hombres (ayudantes de la negaffa), con una hermosa «takchita» blanca tradicional. La amaria es una plataforma elegante, a menudo muy elaborada. El novio dirige la fiesta en el interior mientras la novia saluda y los invitados aplauden al ritmo de la música.

La takchita blanca es un caftán marroquí remodelado que se compone de dos piezas como mínimo, y a veces de hasta cinco. La primera pieza es la «tahtiya», que es un caftán largo y sedoso. La segunda pieza es la «fouqia» o «dfina», que es un vestido de satén abierto, a menudo transparente, que se sujeta con un ancho cinturón dorado.

El primer vestido de novia, blanco, representa la pureza de la futura esposa. La costurera lo confecciona con diferentes telas blancas como la seda, el tul, el raso y otros materiales de lujo. También bordan el vestido con diferentes diseños y dibujos dorados, tradicionales o modernos, según el gusto de la novia.

Lebsa Lfasiya (De Fez)

Lebsa lfasiya es el vestido tradicional de la región de Fez, también llamado «ebsa lekbira» (el gran traje). Su gran tamaño y forma y las elaboradas joyas que lo acompañan caracterizan este tipo de vestido de novia. Puede ser blanco, rojo o verde.

El vestido tradicional puede ser difícil de llevar para la novia debido a su pesadez y al gran número de componentes. A pesar de sus dificultades, las novias marroquíes insisten en llevar el vestido por su belleza e historia, mientras entran en la amariya.

La lebsa lfasiya se compone de varias piezas. El caftán marroquí se combina con una especie de peto alrededor del cuello. Sobre el peto se colocan varias piezas de joyería, como un collar de perlas blancas y verdes. La novia lleva un velo blanco y sujeta varios adornos con alfileres.

Sobre la cabeza de la novia hay una gran corona dorada. Un pesado tejido verde y dorado forma una falda. La novia se lo coloca en la cabeza y lo une con alfileres al velo blanco. La pieza dorada y verde cae sobre los hombros y la parte delantera del cuerpo.

Unir amor y moda: Vestidos de novia en Marruecos, Lebsa R’batia (De Rabat)

El Lebsa r’batia es uno de los estilos más bellos de caftanes. Se caracteriza por el estilo de bordado rabati dorado, en relación con la ciudad de Rabat. Las mujeres marroquíes han practicado este estilo de bordado durante mucho tiempo, y sus formas varían según las ciudades marroquíes.

La novia puede elegir llevar el elegante caftán en azul o en rojo. A veces, puede llevarlo en dos piezas: un caftán y un vestido abierto en la parte superior, unidos por un cinturón dorado (mdama).

La mdama de este vestido suele ser de seda o de metales preciosos, como el oro, la plata o el escaso cobre. A veces la adornan piedras preciosas como rubíes, esmeraldas y perlas.

Unir amor y moda: Vestidos de novia en Marruecos, El «Sahraouia» (del Sahara marroquí)

La «sahraouia» es similar al vestido de novia que llevan las mujeres mauritanas.

El vestido se compone de una «Mlehfa», que mide cuatro metros de ancho y no más de 61 centímetros de largo. Como muchos otros vestidos de novia en Marruecos, se presenta en numerosos colores y diseños. Estos colores y diseños recuerdan el atuendo que la mujer saharaui típica lleva allá donde va. El vestido se complementa con espléndidos accesorios y joyas tradicionales.

La novia lleva una tiara de ámbar y conchas marinas. También lleva un collar de perlas largas a modo de rosario y pulseras de plata. Los adornos de madera y cuerno de animal, y las fíbulas de metal unidas por varias cadenas, también acompañan al vestido. Los anillos decorados con influencia africana primitiva son otro acompañamiento único. Y, por supuesto, están los «khlakhel», brazaletes de tobillo en metal guilloché que las mujeres saharauis adoran llevar.

Unir amor y moda: Vestidos de novia en Marruecos, La «Soussia» (vestido amazigh)

El vestido «Soussia» procede de la región de Souss y de otras regiones amazigh (bereberes), con diferentes colores y motivos tradicionales. El vestido puede ser diferente de una tribu amazigh a otra.

En la región de Souss, las mujeres y las niñas llevan la ropa de cada tribu y pueblo. De este modo, los habitantes de la región pueden distinguir la tribu de la mujer por su vestimenta. Esto se aplica tanto a la vestimenta diaria como a los atuendos para ocasiones especiales.

El traje de novia se caracteriza por los diferentes peinados que lo acompañan. La opulencia de las joyas que decoran todo el atuendo es también una característica única. Las piezas suelen ser de plata de ley con esmalte, ámbar, perlas o conchas y suelen ser grandes y espectaculares.

La novia lleva un caftán especial y una corona blanca y plateada llamada «Tawnza» en la cabeza. También lleva brazaletes de plata llamados «Tanbalat» y «tanzite», y pendientes amazigh llamados y «Takhersin». Por último, se pone un cinturón de plata y el «cherbil» (zapatos) amazigh llamado «Edokan».

Unir amor y moda: Vestidos de novia en Marruecos, La «Chamalia» (del Norte)

El traje de novia «chamalia» procede del Norte y está compuesto principalmente por la chedda, un traje tradicional de Tánger. Se trata de un traje tradicional que históricamente ha llevado la nobleza femenina de la ciudad costera del norte.

La novia lleva tradicionalmente la chedda el día de su boda para representar la pureza y la belleza. Al igual que otros vestidos de novia en Marruecos, también puede presentarse en diferentes estilos, según las ciudades y las familias.

El vestido consta de dos majestuosos caftanes superpuestos con coloridos bordados florales y se ciñe de nuevo con una «mdama». Un tocado cónico hecho con pañuelos y joyas adornan el atuendo. Una diadema, unos pendientes y una cascada de perlas y oro cubren todo el pecho, hasta la cintura.

Las bodas marroquíes están llenas de alegría, diversidad y color. Para las novias marroquíes, estos trajes tradicionales son un elemento muy importante del día especial. A la mayoría de las novias también les gusta ponerse el vestido de novia blanco occidental al final de la celebración. Lo hacen mientras cortan la tarta, para hacer realidad el sueño de toda niña de sentirse como una princesa.

A veces, las novias marroquíes incluso añaden vestidos de novia tradicionales de otros países en su colección, como los vestidos de novia tradicionales de la India o China, según el deseo personal de la novia.

.

Optimized by Seraphinite Accelerator
Turns on site high speed to be attractive for people and search engines.