...
Año Nuevo Amazigh

Año Nuevo Amazigh

La tradición, arraigada en antiguos cuentos populares norteafricanos, celebra el equilibrio que el ser humano debe encontrar con la naturaleza

A partir del martes 12 de enero, los amazigh de Argelia, Túnez, Marruecos, Libia y partes de Egipto, así como de la diáspora, celebrarán el Yennayer, el año nuevo amazigh Desierto Marrakech.

El año 2021 del calendario gregoriano marca el año 2971 para los amazigh, también conocidos como imazighen.

Esta celebración, que se remonta a la antigüedad, tiene sus raíces en los cuentos y leyendas del norte de África, y representa el vínculo entre los imazighen y la tierra en la que viven, así como la riqueza y la generosidad de la tierra. El Yennayer es, por tanto, una fiesta de la naturaleza, la vida agraria, el renacimiento y la abundancia.

En los últimos tiempos, la celebración del Yennayer ha adquirido un significado adicional como forma de mantener viva la identidad cultural amazigh.

El término «Yennayer» es también el nombre que recibe el primer mes del calendario amazigh.

¿Cuándo se celebra el Yennayer?


La noche que precede al Yennayer es una ocasión conocida como «Thabbourth Aseggas» (la puerta del año) por las cabilas de Argelia o «Id Suggas» por los grupos amazigh de Marruecos. Este acontecimiento cae el 12 de enero y marca el inicio de las celebraciones en Argelia. La fiesta estatal oficial del Yennayer en Argelia también coincide con el Thabbourth Aseggas el 12 de enero.

Algunos grupos amazigh de Marruecos y otros países comienzan sus celebraciones el 13 de enero.

Etimológicamente, se cree que la palabra «Yennayer» es una combinación de las palabras amazigh «Yenn» (Uno) y «Ayur» (mes). Una explicación alternativa es que la palabra es un préstamo del latín «Ianuarius», del que se derivan finalmente la palabra January en inglés y «Yanayir» en árabe.

El calendario agrícola de los imazighen comienza el 13 de enero y se inspira en el calendario juliano, dominante en el norte de África durante la época de la dominación romana.

El año también marca el inicio de un periodo de 20 días conocido como las «noches negras», que representan una de las épocas más frías del año.

¿Qué es el calendario amazigh?

El calendario amazigh empezó a tomar forma formal en los años 60, cuando la Academie Berbere, una asociación cultural amazigh con sede en París, decidió empezar a contar los años amazigh a partir del año 950 a.C. La fecha se eligió para que coincidiera con la ascensión del faraón Shoshenq I al trono de Egipto.

Shoshenq era un amazigh de ascendencia libia, y es una de las figuras amazigh más notables de la historia antigua del norte de África. Por tanto, para los imazighen, la fecha simboliza la fuerza y el poder.

El calendario amazigh deriva directamente del calendario juliano, que se utilizaba en Europa antes que el gregoriano. Se utilizaba en el norte de África para regular las estaciones agrícolas.

.Imazighen participan en una celebración del Yennayer en el sur de Argelia en 2018. La pandemia de coronavirus ha trastocado los planes (Ryad Kramdi/AFP)


¿Cuándo se celebró por primera vez el Yennayer?


Las celebraciones del Yennayer se remontan a la antigüedad, pero es imposible determinar una fecha exacta. En contra de la creencia común, las fiestas del Yennayer no tienen nada que ver con el faraón Shoshenq I, y los imazighen creen que la tradición es anterior al monarca.

Se han creado varios mitos y leyendas para explicar el origen de la ocasión y un cuento popular comúnmente compartido implica a una anciana obstinada.

En la tradición amazigh, se dice que el mes de Yennayer tenía originalmente sólo 30 días.

Se dice que una anciana tenaz desafió la ira del invierno llevando a su cabra a pastar durante el último día de Yennayer, una de las noches negras.

Ofendido por la insolencia de la anciana, Yennayer tomó prestado un día más de Furar (febrero) y obligó a la mujer a pasar una noche más fría como castigo.

La historia es una alegoría que expresa el significado de vivir en armonía con la naturaleza y la importancia de la paciencia y la precaución. En una región conocida por sus fríos inviernos y sus calurosos veranos, los norteafricanos se enfrentaban a arduos retos para proteger sus cosechas y proteger su salud.

¿Quién celebra el Yennayer?


El Yennayer lo celebran tanto los amazigh, cuya cultura tiene sus raíces en el norte de África preárabe, como las comunidades árabes de la región del Magreb y algunas partes de Egipto.

Algunos árabes de Marruecos y Argelia lo llaman «aam filahi» [año agrario]. Las festividades del Yennayer son cada vez más reconocidas a medida que más norteafricanos se interesan por la cultura amazigh y sus orígenes.

¿Cómo se prepara el Yennayer?

Las celebraciones del año se centran en reuniones familiares y en el disfrute de la música alegre. La mayoría de las familias se preparan para el día preparando un festín de comidas tradicionales y las matriarcas de la familia dirigen los preparativos de la comida.

También se ha convertido en una costumbre llevar trajes y joyas tradicionales amazigh especialmente para la ocasión.

En consonancia con el tema del rejuvenecimiento, la riqueza y la vida, el Yennayer se ha convertido en una ocasión para celebrar acontecimientos vitales importantes, como bodas, circuncisiones y el primer corte de pelo de un niño.

En algunas zonas de Argelia, las celebraciones del Yennayer duran hasta tres días. La familia se reúne cada día para una comida festiva, normalmente gachas de sémola el primer día, cuscús con siete verduras el segundo y pollo el tercero.

La gente expresa sus mejores deseos para el nuevo año diciendo: «Aseggas Ameggaz» o «Yennayer Amrvouh (Feliz Año Nuevo)».

.
Mujeres amazigh preparan la comida tradicional antes de las festividades de Yennayer en el pueblo de Ait el-Kecem, al este de Argel en 2018 (Ryad Kramdi/AFP)


¿Qué simbolizan las celebraciones?


El Yennayer trata de vivir en armonía con la naturaleza a pesar de su potencial para crear condiciones que amenazan la vida, como las fuertes lluvias, el frío y la amenaza perpetua del hambre. Ante estas dificultades, los antiguos pueblos amazigh divinizaron la naturaleza.

Las creencias religiosas cambiaron con la llegada del judaísmo, el cristianismo y más tarde el islamismo al norte de África, pero la celebración se mantuvo.

La leyenda dice que quien festeja el día del Yennayer pasará el resto del año sin tener que preocuparse por el hambre o la pobreza.

La abundancia de riqueza se expresa cocinando cuscús con siete verduras y siete especias diferentes.

En el pasado, cada miembro de la familia tenía que comer un pollo por su cuenta para asegurarse de estar lleno el día de Yennayer. Un vientre lleno en el Yennayer simboliza la plenitud y la prosperidad para todo un año.

También es tradición que las mujeres cojan algunas migas y las dejen fuera para los insectos y los pájaros, un gesto simbólico para asegurarse de que ninguna criatura se quede con hambre en Yennayer.

Otra forma de celebrar el Yennayer en Argelia es preparar «Treize» -una mezcla de dulces, chocolate y frutos secos- que se echa suavemente al niño más pequeño de la familia para simbolizar la abundancia y la plenitud.

¿Qué se come en el Yennayer?

El Yennayer trata de vivir en armonía con la naturaleza a pesar de su potencial para crear condiciones que amenazan la vida, como las fuertes lluvias, el frío y la amenaza perpetua del hambre. Ante estas dificultades, los antiguos pueblos amazigh divinizaron la naturaleza.

Las creencias religiosas cambiaron con la llegada del judaísmo, el cristianismo y más tarde el islamismo al norte de África, pero la celebración se mantuvo.

La leyenda dice que quien festeja el día del Yennayer pasará el resto del año sin tener que preocuparse por el hambre o la pobreza.

La abundancia de riqueza se expresa cocinando cuscús con siete verduras y siete especias diferentes.

En el pasado, cada miembro de la familia tenía que comer un pollo por su cuenta para asegurarse de estar lleno el día de Yennayer. Un vientre lleno en el Yennayer simboliza la plenitud y la prosperidad para todo un año.

También es tradición que las mujeres cojan algunas migas y las dejen fuera para los insectos y los pájaros, un gesto simbólico para asegurarse de que ninguna criatura se quede con hambre en Yennayer.

Otra forma de celebrar el Yennayer en Argelia es preparar «Treize» -una mezcla de dulces, chocolate y frutos secos- que se echa suavemente al niño más pequeño de la familia para simbolizar la abundancia y la plenitud.

¿Qué se come en el Yennayer?


Como en la mayoría de las ocasiones en el norte de África, el cuscús está siempre presente en las mesas, al igual que los dulces, como el khfaf (también conocido como sfenj), que es una rosquilla norteafricana. En Argelia, los festines incluyen la tamina, un plato dulce a base de sémola tostada mezclada con mantequilla y miel, y que tradicionalmente se decora con canela.

.
Como en la mayoría de las ocasiones especiales en el norte de África, el cuscús es un alimento básico durante el Yennayer (AFP)
¿Cómo ven los gobiernos el Yennayer?
En 2018, Argelia se convirtió en el primer país norteafricano en hacer del Yennayer una fiesta nacional en un intento de reconocer la cultura amazigh en el país. Otros países del norte de África no han designado la celebración como fiesta nacional a pesar de que se celebra ampliamente y del apoyo popular para convertirla en fiesta nacional.

¿Cómo afectará la pandemia de coronavirus a las celebraciones?


Es muy probable que el Yennayer de este año se vea afectado por la pandemia y que los norteafricanos eviten las grandes reuniones familiares, así como las celebraciones en la calle.

En los últimos años, las escuelas de Argelia han tratado de explicar la importancia del Yennayer mediante obras de teatro y coros en la lengua amazigh, el tamazight. Este año, estos actos se cancelarán en consonancia con los esfuerzos para combatir la propagación del Covid-19.

En su esencia, el Yennayer consiste en hacer las paces con la dureza ocasional de la naturaleza y celebrar la capacidad no sólo de sobrevivir sino de prosperar a pesar de las dificultades.

La pandemia puede darnos una razón más para agradecer la supervivencia y celebrar el Yennayer.

¡Aseggas Ameggaz 2971 y que sea un año amable para todos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Optimized by Seraphinite Accelerator
Turns on site high speed to be attractive for people and search engines.